Seleccionar página

Introducir Business Intelligence en la empresa es mucho más que solo la introducción de una plataforma tecnológica de inteligencia empresarial. La digitalización de los procesos empresariales crea una gran cantidad de datos. Esto proporciona información importante para las empresas si el análisis de datos se fundamenta en una base sólida.

El análisis de datos está experimentando un verdadero auge gracias a una tecnología cada vez más asequible y fácil de usar. Sin embargo, la introducción del análisis de datos, a menudo fracasa porque no se tienen en cuenta ciertos requisitos.

Los datos

El análisis de datos (Data Analytics) requiere una base de datos lo más homogénea, estable y actualizada posible para que sea realmente significativo. El punto de partida habitual en la mayoría de las empresas son las diversas aplicaciones creadas que, muchas veces, son auténticos silos dentro de la compañía. Las aplicaciones de analítica de datos actuales, generalmente, se pueden conectar a diferentes fuentes de datos, y usar dichos datos. Sin embargo, este proceso generalmente no es tan fácil.

A menudo faltan interfaces a determinadas aplicaciones, o el acceso a algunas fuentes de datos está regulado porque no todos los empleados están autorizados a acceder a todas las fuentes de datos. La solución, en este caso, es crear un almacén de datos (Data Warehouse), un tipo de centro de datos que agrega todos los datos relevantes y gestiona los derechos de acceso a bases de datos individuales.

Las responsabilidades

El análisis de datos es un área demasiado grande e importante para dejar que las responsabilidades se deslicen entre diferentes responsables. Las responsabilidades deben estar muy claramente distribuidas, y se debe tener cuidado para garantizar que siempre haya una persona de contacto disponible… y que esta persona pueda tomar medidas, tanto en términos de la base de datos como de la aplicación de los usuarios finales.

El poder del conocimiento está fuera de lugar en el mundo del trabajo digital. Si hay cierta información o datos que ayudan a un grupo de empleados a mejorar su trabajo, también deberían poder acceder a ella, con todas las precauciones organizativas, técnicas y legales necesarias. Para esto, también, debe haber reglas, y una o más personas responsables que definan, gestionen y supervisen el cumplimiento de las reglas.

Las herramientas

El software de Business Analytics y Business Intelligence se ha vuelto mucho más fácil de usar que en el pasado, por lo que no tenemos que ser un profesional de TI o un experto en datos para utilizarlo. Para los usuarios acostumbrados a trabajar con Excel (¡y que les gusta Excel!), el uso de software de Business Intelligence ya no supone un gran salto mental.

Sin embargo, lo que es correcto para un entusiasta de la analítica de datos, no tiene por qué ser adecuado para los usuarios normales. No todos tienen el tiempo o la paciencia para familiarizarse juguetonamente con un software de análisis complejo. Y, por supuesto, el conocimiento de cómo usar una herramienta de Business Intelligence no debe ser un freno para utilizarla. Por lo tanto, es aconsejable invertir en capacitar a los empleados para usar estas herramientas al introducir Business Intelligence en la empresa.

Los análisis – Las analíticas

Visualizar datos y columnas de números gráficamente y determinar las curvas de tendencia está muy bien, pero hay una razón más importante por la que lo hacemos:

  • ¿Qué es exactamente lo que queremos saber?
  • ¿Cuál es la mejor manera de mapear una actividad u objetivo empresarial en números?
  • ¿Cuáles son los parámetros de medición relevantes?
  • ¿Qué datos representan mejor estas métricas?
  • ¿Cómo se pueden visualizar los datos y las métricas en el contexto adecuado?
  • ¿Qué tipo de información podría ayudar a mejorar una actividad en particular, optimizar un modelo de negocio o lograr un objetivo empresarial?
  • ¿Quién debería saber todo sobre el conocimiento adquirido para contribuir a un mejor resultado?
  • ¿Qué parámetros se pueden identificar a partir de los datos, gráficos y resultados para controlar mejor las actividades?

Mientras todas estas preguntas no se aclaren lo suficiente, todos los empleados que se ocupan del análisis de datos son solo “misiles sin guía”: hurgan en la niebla de datos y, en algún momento, pueden encontrarse con una u otra cosa interesante, pero difícilmente su uso es rentable, porque las ideas solo se pueden usar en el contexto adecuado.

Conclusión

Introducir Business Intelligence en la empresa, es mucho más que solo la introducción de una plataforma tecnológica de inteligencia empreasarial. Proporciona a la empresa un nuevo conjunto de herramientas que pueden ser extremadamente útiles si se usan correctamente. Además de las medidas técnicas, esto también requiere algunas medidas organizativas que permitan que los empleados realmente usen Business Intelligence.