La IA permitirá a los directivos financieros dedicar más tiempo a tareas de nivel superior

La Inteligencia Artificial (IA) está ganando importancia en muchas industrias, incluidas la contabilidad y las finanzas. ¿La Inteligencia Artificial va a quitarme el trabajo? Exploramos cómo podría afectar la IA a la profesión contable en los próximos años.

La digitalización de nuestra sociedad ha producido cada vez más datos, y la capacidad de la IA para diseccionar y analizar enormes cantidades de esos datos, mucho más rápido que cualquier ser humano, ha elevado su importancia.

La IA no puede actuar únicamente sin la intervención humana. También puede sacar conclusiones de una gran cantidad de datos introducidos en él. Esta función es especialmente útil en industrias en las que los números y los datos son el centro de atención del negocio, como la contabilidad y las finanzas.

La industria de a contabilidad siempre ha preferido la confiabilidad percibida de los humanos para el procesamiento de datos y tareas similares. Pero la IA ha abierto un enfoque completamente nuevo para estos trabajos.

Aunque la IA tiene el poder de revolucionar completamente la contabilidad y las finanzas, existe un debate en curso sobre si debería permitírsele hacerlo. A pesar de los obvios beneficios que la Ia puede brindar, existe una creciente preocupación de que la tecnología represente una amenaza para los expertos contables y sus trabajos.

Beneficios de la IA: mejora de las operaciones

Desde la automatización de tareas que requieren mucho tiempo, hasta el análisis de datos con mayor eficiencia y precisión, la IA puede ayudar a los empleados a trabajar de manera más inteligente.

Por ejemplo, Smacc, una empresa de software con sede en Alemania, utiliza la inteligencia artificial para ayudar a los profesionales autónomos y a las pequeñas y medianas empresas, a automatizar sus sistemas de contabilidad y sus informes financieros.

Se espera que para 2022 una serie de tareas contables, como la nómina, la banca y los impuestos estén completamente automatizados, y la mayoría de las principales empresas de software de contabilidad, como Sage y Xero, ya ofrecen la capacidad de automatizar la entrada de datos.

Al hacerse cargo de las tareas repetitivas del día a día, la IA permitirá a los directivos financieros dedicar más tiempo a tareas de nivel superior. Como señaló la empresa consultora Accenture en su “Meet the Finance 2020 workforce”, las máquinas y la IA pueden complementar la capacidad humana.

¿La Inteligencia Artificial va a quitarme el trabajo?

Esta afluencia constante de máquinas inteligentes a la fuerza laboral financiera no invadirá a los humanos. Pero existe en el horizonte un punto de inflexión para los trabajos financieros. A medida que las tareas rutinarias se automatizan, los profesionales de finanzas y contabilidad se liberarán de ellas, para centrarse en actividades más intensivas en juicio. Algunos trabajos desaparecerán, otros se transformarán, y surgirán nuevos roles.

Teniendo esto en cuenta, los profesionales de finanzas y contabilidad deberán perfeccionar y actualizar sus habilidades, y aprender a utilizar la IA en su beneficio.

Esto debería verse como una oportunidad para que el experto contable invierta en sus habilidades de asesoramiento, proporcionando valor real a su organización.

¿La Inteligencia Artificial va a quitarme el trabajo?