Estrategia del Océano Azul: océanos rojos vs. océanos azules

La Estrategia del Océano Azul: océanos rojos vs. océanos azules, es una teoría creada por W. Chan Kim y Renée Mauborge, profesores en la escuela de negocios INSEAD.

Estrategias para mercados conocidos (“Océano rojo”)

  • Competencia en el mercado existente.
  • Vencer a la competencia.
  • Usar la demanda existente.
  • Relación directa entre beneficios y costes.
  • Orientación de la empresa hacia la diferenciación o el bajo coste.

Estrategia para abrir nuevos mercados (“Océano azul”)

  • Creación de nuevos mercados.
  • Esquivar a la competencia.
  • Desarrollar nueva demanda.
  • Elevar la relación directa entre beneficios y costes.
  • Orientación de la empresa hacia la diferenciación o el bajo coste.

Océano rojo y océano azul

El término Blue Ocean (océano azul) de Kim y Mauborgne es nuevo, pero la existencia de estos océanos no lo es. Siempre han formado parte de la vida de las empresas, ya que los sectores están en constante evolución, y nunca se estancan. Los mercados pueden expandirse a medida que se suman nuevas compañías, y otras compañías ya no existen. Hace algo más de 100 años, por ejemplo, no había industria automotriz, ni industria de grabación de sonido, ni consultoría de gestión.

Sin embargo, el pensamiento estratégico, hasta ahora, se ha centrado casi exclusivamente en la competencia en los océanos rojos. Océano rojo y océano azul siempre van a existir. En el futuro, los océanos azules serán los principales impulsores del crecimiento.

Las oportunidades en los campos de los mercados establecidos (los océanos rojos) se reducen constantemente. Por supuesto, la competencia seguirá siendo importante. Los océanos rojos continuarán siendo parte de la vida corporativa.

Sin embargo, dado que la oferta excede a la demanda en muchas industrias, no será suficiente enfrentarse a la competencia por una mayor participación en los mercados en contracción. Las empresas deberían tratar de encontrar y desarrollar mercados en los que haya poca o ninguna competencia.