Primeros pasos que deben explorarse cuando nos planteamos «por qué Business Intelligence», en el camino hacia el desarrollo y la implementación de la inteligencia empresarial.

Es fácil afirmar que hoy las empresas deben estar impulsadas por datos (data-driven)… Y cómo la analítica puede cambiar su compañía. Pero, demos un paso atrás, y hablemos sobre el “por qué”. Por qué Business Intelligence y cómo de importante puede ser para su organización.

¿Por qué Business Intelligence?

Business Intelligence, básicamente, trata de tener un buen tomador de decisiones. Pero todo esto puede ser problemático si ya se dirige una empresa exitosa y se siente que, desde hace mucho tiempo, se han tomados buenas decisiones que impulsan el crecimiento sostenible y los beneficios. O, tal vez, queramos hacer algo mejor, pero dudados de disponer de los datos para analizar y poder reaccionar de manera rápida y eficiente.

Desde los sistemas de soporte a la decisión (DSS, Decision Support System) de la década de 1970, hasta los sistemas de información ejecutiva (EIS, Executive Information System), y hasta los Data Warehouse y Cubos de BI de la década de 1980, hoy estamos en un momento en el que el conocimiento se considera un requisito básico para cada proceso de negocio digital. Independientemente de si se trata del análisis de registros de transacciones, o el monitoreo de procesos operativos, el objetivo sigue siendo el mismo: obtener información que permita tomar mejores decisiones empresariales.

Business Intelligence no es solo para grandes empresas

Hasta hace poco, era difícil, o incluso imposible, acceder a los datos de una arquitectura de TI y modelarlos en una historia coherente y procesable. Las herramientas y tecnologías de Business Intelligence fueron diseñada y clasificadas principalmente para grandes clientes corporativos. Con dispositivos de almacenamiento de datos por valor de millones, costes operativos de seis cifras y software propietario costoso, los criterios de aceptación eran elevados.

En el mundo actual basado en la nube (Cloud) y en las APLI, existen más formas que nunca de utilizar los datos detrás de las aplicaciones de las aplicaciones y servicios que utiliza su empresa.

Algunos ejemplos son:

Analísis web – Web Analytics

Nuestro sitio web puede etiquetar y monitorear para comprender cómo los usuarios interactúan con nuestro contenido e interfaces. Esto puede incluir una comprensión más profunda de la implementación y el compromiso, que, a su vez, puede proporcionar mejores patrones de diseño y uso para permitir ventas y marketing más efectivos.

CRM online

El uso de un sistema CRM habilitado para API puede proporcionar característica del cliente. Estas se pueden utilizar para proporcionar una fuente de contacto validada y conocimientos del cliente que se pueden utilizar en diferentes aplicaciones y construcciones analíticas.

Datos de comercio electrónico eCommerce

Si nuestra empresa incluye comercio electrónico y ventas online, es probable que estos datos se puedan extraer y analizar fácilmente para obtener una comprensión más profunda de las ventas, las tendencias y las oportunidades. La mayoría de las plataformas de comercio electrónico comprenden y habilitan esta funcionalidad de extracción, y proporcionan API que proporcionan información casi en tiempo real sobre nuestras aplicaciones y procesos de comercio electrónico.

Estos son solo algunos pocos ejemplos de las nuevas aplicaciones y plataformas que permiten una conectividad más rápida y ecosistemas de Business Intelligence o inteligencia empresarial más económicos.