La IA no dejará a los contables sin trabajo, pero les ayudará a obtener más valor empresarial y eficiencia de él

Antes de explorar las muchas formas en que la Inteligencia Artificial, o IA, está provocando disrupción en la profesión contable, vamos a ver qué es a Inteligencia Artificial. Veamos cómo impacta la Inteligencia Artificial en la profesión contable.

La IA es la capacidad del software y las máquinas para mostrar o imitar un sentido de inteligencia cognitiva, lo que, si bien promete impactar positivamente en muchos sectores, también genera grandes preocupaciones sobre cuestiones morales. Una máquina desarrollada para pensar, aprender y reaccionar como seres humanos sirve para una hora de película de ciencia ficción con un final no muy feliz. Pero, en la vida real, estos aspectos se están aprovechando para provocar cambios revolucionarios en la tecnología. La IA tiene el potencial y promete ser un disruptor tan potente, o tal vez más, que la computación en la nube.

La IA mejora el desempeño empresarial

La IA puede considerarse una gran herramienta empresarial de mejora del desempeño, especialmente en áreas que requieren un alto nivel de precisión técnica y juicios analíticos como la contabilidad. Las áreas de nicho que son muy prometedoras para optimizar la eficiencia operativa a través de la IA son las ventas y el marketing, la investigación y desarrollo, el servicio al cliente, y la logística. En todas estas áreas, ahora se requiere personal altamente cualificado y técnicamente cualificado.

Esto es exactamente lo que la IA amenaza con reemplazar, generando un paradigma de servicios que puede contribuir a los beneficios con un aumento asegurado del ROI. Es algo similar a la computación en la nube, que tomó al mundo por asalto hace unos años. En ese momento, los expertos contables tuvieron que reajustarse a la nueva tecnología, y tuvieron que repensar sus perfiles profesionales. Ha llegado el momento de que vuelvan a hacer lo mismo, ya que la IA representa una amenaza para aquellos que no pueden mantenerse actualizados con esta tecnología.

Así pues, ¿cómo puede la IA impactar radicalmente en la profesión contable? ¿Puede asumir el rol de un contable, o simplemente complementará sus funciones para garantizar una mayor eficiencia? Veamos a continuación algunos puntos a considerar.

Automatización de tareas tediosas

La tarea de un experto contable hoy, comienza con metodologías obsoletas de análisis de datos y reporting. A pesar de la gran cantidad de software avanzado y de vanguardia disponible para el profesional de finanzas y contabilidad para el procesamiento rápido de tareas centradas en datos de contabilidad, impuestos y auditoría, no se puede prescindir totalmente del toque humano. Los contables todavía tienen que abrirse paso a través de la verificación y revisión de datos e informes en formatos tradicionales.

La IA promete dar la vuelta de todas estas funciones. La automatización impulsada por IA eliminará tareas engorrosas como el análisis de datos y la codificación de transacciones. Con tiempo libre en sus manos, el experto contable desempeñará cada vez más el rol de asesor, y se centrará en trabajos de alto valor. El efecto adverso es que la inteligencia artificial y su integración con la profesión contable pueden provocar la pérdida de puestos de trabajo en las próximas décadas.

Control artificial

Las máquinas basadas en Inteligencia Artificial podrán encargarse de muchas tareas hasta ahora vinculadas al experto contable y al personal de recursos humanos. Lo más importante es la capacidad de controlar las funciones de cumplimiento legal de varias normas y regulaciones. También puede evaluar el desempeño de los empleados, lo que a su vez puede influir en la toma de decisiones de recursos humanos.

Muchos consideran que esto es un aspecto aterrador de la invasión de la privacidad humana, ya que el análisis de los patrones de estilo de vida y el comportamiento humano se realizará mediante una máquina “inteligente”. La pregunta entonces es si estas máquinas logran un equilibrio entre el análisis de datos rigurosos y una empatía más profunda como la humana al tomar decisiones.

Fiduciarios eficaces

Los expertos contables son personas que tienen un papel clave que desempeñar en cualquier negocio y asumen considerables responsabilidades en los aspectos financieros. A pesar de que tienen mucha experiencia y habilidad en su oficio, son seres humanos que pueden cometer errores, aunque sea raramente. Esto podría tener un efecto perjudicial en la empresa.

Los ordenadores con compatibilidad sofisticada de Inteligencia Artificial, por otro lado, pueden asumir roles financieros y ejecutar trabajos con precisión, convirtiéndose así en mejores fiduciarios que sus contrapartes humanas. Por lo tanto, los fondos fiduciarios públicos están introduciendo lentamente máquinas basadas en Inteligencia Artificial para mantener el control de los fondos, incluidas las funciones de seguimiento y toma de decisiones.

Más vías de automatización contable

No hay duda de que la IA, si se implementa correctamente, tendrá un gran impacto en el funcionamiento general de cualquier negocio, incluido un aumento en la productividad y la gestión de recursos. Actualmente, los expertos contables están utilizando diversas herramientas de software y herramientas de gestión de procesos de negocio para llegar a decisiones mejor informadas. A medida que mejore la tecnología que impulsa la inteligencia artificial, se abrirán más vías para que los expertos contables automaticen funciones en su profesión que optimizarán aún más los procesos empresariales.

Gestión de inversiones

Los administradores de inversiones “inteligentes” y los administradores de patrimonio automatizados pueden ofrecer asesoramiento financieros preciso y exacto, eliminando la necesidad de asesores y analistas financieros a tiempo completo. Esto ha sido una fuente de mucho debate entre la comunidad inversora mundial. De hecho, muchos grandes fondos de cobertura internacionales ya han optado por algoritmos de negociación basados en Inteligencia Artificial que han eliminado por completo el elemento humano de los pronósticos del mercado y pueden predecir tendencias basadas en datos históricos y estadísticos. Sin embargo, si todos los inversores utilizaran sistemas de Inteligencia Artificial, sería en detrimento de todo el mercado, ya que afectaría significativamente a los flujos de efectivo y la formulación de políticas.

Impacto negativo de la IA

Existe una escuela de pensamiento que predice que podría no todo ir bien en el futuro en la implementación de tecnologías basadas en IA. Las habilidades cognitivas que se buscan aprovechar para una mejor contabilidad y otros procesos, podrían en algún momento generar conocimiento y datos autónomos.

Sin control o supervisión, los mismos códigos de programación y algoritmos estructurados para optimizar la eficiencia del sistema, pueden conducir a un “efecto desbocado” de situaciones negativas. Esta es una posición en la que los mismos problemas que se buscan simplificar pueden hacer más daño que bien más adelante. En la actualidad, la situación en la que la IA puede utilizarse para controlar y mitigar los efectos negativos está bastante lejana.

Se puede decir que el futuro de la IA es un escenario en el que las máquinas competirán en última instancia con los seres humanos en varios planos intelectuales. Sin embargo, hoy en día, ha logrado grandes avances y ya ha automatizado / eliminado trabajo en las industrias legal, bancaria y otras. La contabilidad, por supuesto, siempre ha absorbido nuevas tecnologías y ha encontrado formas de obtener beneficios de ellas. La IA no debería ser una excepción. Definitivamente no dejará a los contables sin trabajo, pero les ayudará a obtener más valor empresarial y eficiencia de él.

Cómo impacta la Inteligencia Artificial en la profesión contable