La IA reemplazará las actividades que no agregan valor, como las tareas repetitivas propensas a errores

El potencial de la Inteligencia Artificial en contabilidad permite aumentar el conocimiento y la prestación de servicio en el futuro.

El uso de la IA ayudará a que el experto contable disponga de tiempo libre para poder centrarse en otras tareas, mientras que las consultas comunes se tratan digitalmente.

Ya estamos viendo hoy otras industrias donde la Ia se usa para aumentar el nivel de precisión en la toma de decisiones. La IA no se utiliza para reemplazar al tomador de decisiones; se utiliza para mejorar la toma de decisiones.

Son comprensibles las preocupaciones en torno a que la IA reemplace a los contables, pero el elemento humano de la contabilidad seguirá siendo crucial para los clientes.

Los contables seguirán siendo ese asesor valioso, confiable y confidente de su organización.

Así, la IA no se ve como un mecanismo para reemplazar el componente humano, sino más bien para aumentar la entrega de una mejor y más rica experiencia al cliente.

Además, la Ia podría utilizarse para otras áreas de negocio. Por ejemplo, atender consultas sobre contratación. Existe un potencial de la Inteligencia Artificial en contabilidad.

Potencial de la Inteligencia Artificial en contabilidad