Contabilidad basada en datos

¿No son “datos” solo una palabra elegante y novedosa para los números? La contabilidad basada en datos ha sido la actividad propia de los contables desde tiempo inmemoriales.

No se puede negar que la profesión contable tiene una ventaja sobre el resto del mundo profesional cuando se trata de números.

Pero, durante mucho tiempo, el uso de esos números fue limitado: garantizar que los libros estuvieran equilibrados, y que cada transacción se registrara en el asiento correcto.

Y nada más.

La contabilidad basada en datos permite a las organizaciones poner sus números a trabajar, para tomar decisiones a tiempo, estratégicas y basadas en información (no en intuición) para gestionar su negocio.

Veamos cómo.

Revelar ideas y predecir el desempeño futuro

Los números de la contabilidad son el centro neurálgico de nuestro negocio.

Nos indican cuánto gastamos, cuánto recibimos y nuestra posición de caja y la situación financiera general.

Pero también se pueden usar para revelar un tesoro de ideas. Solo necesitamos excavar un poco para desvelarlas.

Con las herramientas adecuadas de análisis y visualización de datos, podemos pasar de equilibrar libros a hacer que nuestros datos trabajen para nosotros.

¿Qué áreas de negocio son más rentables? ¿En qué días de la semana son nuestros gastos más altos? ¿Con quién realizamos más negocios? ¿Qué áreas geográficas tienen una mayor contribución a nuestro balance?

Al dividir y trocear nuestros datos, estos pueden revelar joyas de información de las que no teníamos conocimiento anteriormente.

Medir el éxito

Antes del surgimiento de la contabilidad basada en datos, la conexión entre acción y resultado solía ser menos que clara. Realizaríamos una inversión y, en algún momento en el futuro, trataríamos de obtener una idea general del retorno de dicha inversión.

El uso de nuestros datos contables elimina las conjeturas en el momento de tomar decisiones empresariales y medir el desempeño (o rendimiento).

¿Fue rentable una adquisición? ¿La expansión a un nuevo mercado hizo dinero? ¿Cuál fue el ROI al invertir en un nuevo equipo?

Estos son los tipos de preguntas que la contabilidad basada en datos puede responder.

Descubrir áreas de crecimiento

No es necesario decir cómo de esencial es el crecimiento para el éxito continuado de nuestra empresa. El problema es que, decidir en qué áreas invertir, no está del todo claro.

Aquí es, precisamente, donde un enfoque de contabilidad basada en datos es inestimable, invalorable.

Poner nuestros números a trabajar para nosotros, puede darnos una idea clara de dónde invertir, al proporcionarnos una imagen objetiva de cómo y dónde tuvimos un mejor desempeño en el pasado.

Esto significa que estamos tomando decisiones basadas en hechos, no en suposiciones.

¿Desea conocer cómo la contabilidad basada en datos puede ayudar a su organización a identificar, analizar, preparar y aprovechar los datos para tomar decisiones más inteligentes a diario? Formulario de contacto