Business intelligence o inteligencia empresarial para finanzas, contabilidad y control de gestión

Con sus habilidades de análisis de datos, el experto contable está predispuesto para lo que se conoce como Business Intelligence o inteligencia empresarial. Todavía muy poco introducido en los departamentos de finanzas y contabilidad, Business Intelligence hace posible analizar y usar los datos de la empresa, con el objetivo de facilitar la toma de decisiones.

Los datos (o Big Data) pueden ser vistos como el nuevo activo de las empresas. Pero los datos se deben reagrupar, analizar, agregar y recopilar de antemano.

Lejos de una visión de imagen fotográfica estática de los datos financieros y, especialmente, de la salud económica de la empresa (Cuenta de Resultados, Balance), se trata de pasar de datos estáticos a datos dinámicos en tiempo real.

Desafortunadamente, los datos a menudo están presentes en las empresas en forma de datos no estructurados. Remediarlo ayudará a pasar de una imagen estática, propia del pasado, a un análisis dinámico, al automatizar el procesamiento del análisis de datos.

Business Intelligence: pasos para configurar la gestión de datos

Antes de poder obtener información relevante de Big Data, y de realizar visualizaciones de datos, los profesionales de finanzas y contabilidad deben prepararse utilizando un método de 4 pasos:

  1. Agregar todos los datos no estructurados presentes en la empresa. Estos datos en bruto, o no estructurados, se deben recopilar en un data lake (lago de datos) o almacén de datos. Aquí se habrán recopilado todos los datos de la compañía, independientemente de su fuente. Pueden ser datos financieros, no financieros, de marketing, de recursos humanos, de servicios comerciales, etc.
  2. Crear repositorios de datos estables. Solo los datos verificados se agregarán en lo que se convertirá en un data warehouse (almacén de datos).
  3. Verificar los datos recopilados, y sacar conclusiones con valor añadido, tanto para el profesional financiero como para el resto de la organización. Se deben usar herramientas de Business Intelligence para el procesamiento de datos, reemplazando las hojas de cálculo del día a día. Las herramientas de Business Intelligence, o inteligencia empresarial, ayudan a cruzar todo tipo de datos, desde cualquier sistema e información, e ir mucho más allá de la hoja de cálculo.
  4. Adaptación del modelo de negocio de la compañía. Aquí es donde entra en escena la magia de la recopilación y el análisis de datos, que deben permitir sacar conclusiones sobre los nuevos modelos de negocios y los nuevos planes de negocios que se pueden crear a partir de este análisis. Se trata de crear nuevos productos, nuevos mercados, nuevos segmentos de clientes, para impulsar el crecimiento sostenible de la empresa.

El interés de Business Intelligence para el profesional de finanzas y contabilidad

Business intelligence debe permitir al profesional de finanzas, contabilidad o control de gestión trabajar en la optimización de costes, la optimización de la facturación, los datos inteligentes (smart data), el análisis predictivo o de previsión, y la identificación de innovaciones disruptivas para su empresa.

De este modo, smart data permite un análisis de datos con respecto al retorno de la inversión. Ayuda a identificar los productos que podrían venderse de manera adicional, porque otros clientes ya los han comprado. Es venta cruzada, un análisis de datos para ofrecer productos similares.

Análisis predictivo

La ciencia de datos, o el análisis predictivo o de previsión, se realiza utilizando algoritmos de previsión disponibles en las herramientas de Business Intelligence.

Business Intelligence debe permitir crear una herramienta de gestión personalizada. Esto implica identificar indicadores clave de rendimiento, o KPI, para ayudar a la toma de decisiones.

Performance management

Es una disciplina que ya está surgiendo en las grandes empresas, pero que también está al alcance de las pymes. La gestión del desempeño corporativo (performance management), para dirigir a las empresas utilizando datos sobre criterios de rendimiento.

Business Intelligence debe permitir un mejor valor para las misiones tradicionales, para dar sentido a la información financiera. Proporciona indicadores de gestión más rápidamente, para tomar decisiones fundamentadas en información (no en intuición) más rápidamente.

El profesional de finanzas y contabilidad deben pensar mejor en mejorar la organización de los flujos de información, con el objetivo de proporcionar dashboards desde diferentes ángulos.

Business Intelligence en finanzas y contabilidad