Qué pueden hacer las empresas ahora para seguir siendo solventes

En la situación actual, las empresas deben asegurarse de seguir siendo solventes. Una buena planificación de la liquidez es fundamental para ello. Existen varias palancas para esto con préstamos, subvenciones y medidas de reducción de costes. Veamos cómo planificar la liquidez para seguir siendo solventes.

Nunca es demasiado tarde para planificar la liquidez

En tiempos económicamente difíciles, una cosa cuenta en particular: mantenerse solvente. Porque el alquiler y el arrendamiento, los sueldos de los empleados y otros elementos, deben seguir pagándose de forma fiable para que la empresa no se enfrente a una montaña de deudas y, tarde o temprano, solo quede el camino de la insolvencia.

Vea también: Innovación digital en finanzas y contabilidad

Pero, ¿qué ocurre cuando hace tiempo que llegó la situación de crisis, como es el caso actual provocada por el Coronavirus? ¿Vale la pena planificar la liquidez? ¿O es demasiado tarde para eso? Claramente no, nunca es demasiado tarde para planificar la liquidez. Un buen análisis financiero siempre es útil. También, y sobre todo en tiempos como estos, cuando las incertidumbres económicas traen consigo preocupaciones y miedos existenciales, y plantean a las empresas enormes retos.

El software da soporte al análisis y la planificación

Para poder crear una planificación de liquidez sostenible, el desarrollo del negocio debe planificarse y analizarse cuidadosamente. El software ayuda a las empresas en la planificación, y ofrece muchos informes listos para usar (estándar). Los sistemas de Business Intelligence, o inteligencia empresarial, permiten a las empresas analizar sus finanzas y sus funciones operativas con mayor detalle. Los hallazgos crean espacio para una nueva planificación.

Manténgase flexible, tome decisiones rápidas

Si espera demasiado en una crisis, corre el riesgo de sufrir pérdidas económicas e, incluso, de insolvencia. Porque, especialmente cuando existe el riesgo de cuellos de botella de liquidez, es importante vigilar los gastos y los ingresos lo antes posible. Ser reacios a la acción, puede amenazar la existencia. Por eso, el lema debe ser: reducir costes de manera planificada, pero a corto plazo, y generar posibles fuentes adicionales de ingresos.

Reducir los costes para asegurar la liquidez

Se puede lograr una reducción de costes a través de pasos muy diferentes:

  • Calendario de impuestos. Si una empresa desea suspender sus pagos anticipados de impuestos por un tiempo, debe asesorarse sobre este tema lo antes posible.
  • Trabajo de jornada reducida. Para no tener que despedir a los empleados en tiempos difíciles desde el punto de vista financiero, solicitar un trabajo de jornada reducida puede ser una opción.
  • Vigile todas las inversiones y gastos. ¿Qué gasto es particularmente caro? ¿Qué inversión se puede omitir en la situación actual? Al analizar los gastos, seguramente encontrará cosas que no son inmediatamente necesarias. A menudo, se pueden hacer acuerdos con el proveedor para que las aportaciones se suspendan, o la rescisión entre en vigor en caso de contratos superfluos.
  • Hablar con clientes y proveedores. ¿Ya ha hablado con sus clientes y proveedores? Los socios empresariales pueden estar dispuestos a ayudar, especialmente con relaciones a largo plazo. Quizás algunos clientes puedan pagar más rápido debido a un descuento, quizás una empresa pueda acordar un pago un poco más tarde con el proveedor.

Hoy más que nunca, las empresas deben trabajar para tomar las decisiones correctas para ellas. Porque es necesario mantener la liquidez, seguir siendo solventes.

Planificar la liquidez para seguir siendo solvente