Las empresas deben continuar la transformación digital en 2021, y utilizar los datos para la gestión corporativa

Para el año 2021, destacan seis tendencias para la gestión empresarial basada en datos, que persistirán independientemente del futuro de la pandemia, y que serán importantes para las empresas este año.

#1 Democratización de datos

Democratizar datos significa poner los datos a disposición de tantos empleados como sea posible. Esto solo funciona si los datos se comparten en los formatos y canales adecuados, además de coincidir con el perfil de usuario respectivo y los conocimientos previos. Luego, los datos se pueden usar de manera amplia para tomar decisiones basadas en hechos concretos relacionados con la empresa.

Pero los datos, a menudo, se almacenan en silos de datos que solo son conocidos y accesibles para las áreas respectivas, como finanzas, control, marketing o ventas. No es posible una visión y un análisis de los datos entre divisiones, en los que fluye el conocimiento especializado y la comprensión de las diversas áreas.

Por lo tanto, las soluciones de análisis e inteligencia empresarial crean, en primer lugar, un único punto de verdad (SPoT, Single Point of Truth) en el que todos los datos están siempre disponibles en la versión actual para todos los usuarios autorizados.

Pero este es solo un aspecto importante. El acceso a los datos es de poca utilidad si los usuarios no tienen el conocimiento para utilizar los datos en consecuencia para los análisis. Por tanto, es fundamental que las empresas inviertan en la alfabetización de datos de los empleados.

Además, las empresas deben asegurarse de utilizar soluciones que permitan en análisis de datos sin un conocimiento tecnológico profundo, ni habilidades de programación. Esto permite que muchos más usuarios analicen los datos por sí mismos, y que aporten su comprensión empresarial específica.

De esta manera, la democratización de los datos va de la mano con la introducción de una cultura corporativa basada en los datos. En la era de la digitalización, esta es una de las medidas más valiosas que pueden tomar las empresas.

#2 Automatización de procesos

En todas las áreas importantes de una empresa, se debe generar tiempo para poder asumir tareas más estratégicas. El trabajo rutinario que solo agrega valor subordinado, puede automatizarse aún más con la ayuda de tecnologías innovadoras.

La automatización robótica de procesos (RPA, Robot Process Automation) actualmente puede realizar trabajos rutinarios como, por ejemplo, acelerar la planificación financiera, y automatizar la consolidación y el reporting financiero. Esta automatización de tareas manuales repetitivas reduce tanto el tiempo requerido para estas actividades, como el riesgo de errores manuales. Los empleados pueden usar el tiempo ahorrado para analizar datos disponibles y diseñar iniciativas estratégicas.

#3 Planificación empresarial integrada

Los mercados de todo el mundo todavía se caracterizan por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la falta de claridad. Por lo tanto, la planificación empresarial integrada (IBP, Integrated Business Planning) y, por tanto, la expansión de la planificación y el análisis desde el área financiera a las áreas operativas, así como su estrecha interconexión, serán decisivos para un futuro exitoso.

La integración de las distintas funciones dentro de la planificación y la integración del análisis en la planificación, es un desafío para las empresas, pero ofrece el mayor valor agregado. Debe llevarse a cabo concienzudamente a varios niveles. En particular, debe tenerse en cuenta lo siguiente:

  • Integración de la gestión de la estrategia con la planificación y el presupuesto anual.
  • Integración de la planificación anual con actualizaciones y previsiones continuas.
  • Integración de la planificación financiera con la planificación operativa.
  • Integración de la planificación y previsión con los procesos de gestión del desempeño corporativo.

En las empresas que tienen en cuenta cada uno de estos cuatro aspectos, IBP contribuye a resultados de planificación de alta calidad, alta flexibilidad y agilidad, así como a decisiones fundamentadas para la gestión empresarial.

Las empresas pueden reconocer los cambios y las señales en el mercado más rápidamente, evaluar mejor sus efectos y actuar de manera más específica.

#4 Modelos de simulación y construcción de escenarios

La actual crisis del Covid-19 ha dejado en claro que el análisis y la actualización de datos históricos por sí solos, ya no cumplen con los requisitos actuales. Las empresas deben pasar de una perspectiva histórica a un enfoque prospectivo. En tiempos de gran incertidumbre y alta volatilidad, las simulaciones y escenarios en particular ayudan a visibilizar diversas alternativas.

Un modelo de simulación de alto rendimiento, en el que se tienen en cuenta los impulsores de valor más importantes, permite a las empresas crear escenarios relevantes que apoyen la toma de decisiones. Los escenarios mejor, peor y más probable dan a la dirección de la empresa una imagen clara de los efectos de ciertas opciones de acción. Los modelos de simulación, y la construcción de escenarios, logran el mayor efecto cuando se convierten en parte integral de los procesos de control y gestión de riesgos en las empresas.

#5 Capacidad de alerta temprana

Un aspecto importante de la gestión empresarial, es la reacción a tiempo ante los nuevos desarrollos del mercado. Las desviaciones entre previsión y real deben desencadenar un diálogo sobre qué razones relevantes para el negocio son responsables de las desviaciones.

Las empresas están llamadas a tomar medidas para volver a ser congruentes y seguir un buen camino. Por este motivo, las empresas orientadas al futuro optimizan sus procesos de planificación, y amplían sus previsiones con soluciones de alerta temprana.

Esto les proporciona información útil sobre por qué la situación actual se desvía de la previsión, y puede actuar en consecuencia. Las plataformas modernas admiten este sistema de alerta temprana, reconocen posibles desviaciones en una etapa temprana, y proporcionan advertencias rápidas de posibles problemas. Esto les da a las empresas tiempo para tomar medidas correctivas antes de que un problema se convierta en una crisis.

#6 Presupuesto base cero

Las habilidades de análisis mejoradas se complementan, cada vez más, con una forma de planificación estratégicamente más adecuada: el presupuesto base cero. El concepto no es nuevo, pero está adquiriendo una nueva relevancia en el actual entorno disruptivo.

Idealmente, las estructuras de costes deben replantearse y priorizarse por completo. Si bien el presupuesto tradicional se basa en los presupuestos de planificación del año anterior, los presupuestos para el presupuesto de base cero se basan en la implementación de la estrategia empresarial y el logro de las metas corporativas.

Este “empezar de cero” proporciona un enfoque más estratégico, y asigna recursos actividades que tienen un crecimiento particularmente alto.

Los programas de planificación modernos, reducen significativamente el esfuerzo del presupuesto base cero, y garantizan que los procesos para el proceso presupuestario base cero se puedan implementar de manera fácil y eficiente.

Un flujo de trabajo de aprobación ayuda a garantizar la calidad, y los informes integrados garantizan la transparencia de todo el proceso. Proporcionar análisis hipotéticos, también ayuda a obtener los mejores resultados.

Conclusión: gestión empresarial basada en datos en 2021

Las empresas deben continuar la transformación digital en 2021, y utilizar los datos para la gestión corporativa. De esta forma, pueden desatar las fuerzas necesarias en estos días para la alineación de las empresas orientadas al futuro.

Tendencias para la gestión empresarial basada en datos en 2021