Qué hay detrás de la Inteligencia Artificial (IA) y cómo las empresas pueden utilizarla en la contabilidad

La Inteligencia Artificial en contabilidad permite un procesamiento inteligente o completamente automático de hechos y cifras. La Inteligencia Artificial (IA) es la combinación del comportamiento inteligente de la máquina y su automatización.

La “IA inteligente” es un indicador de la revolución digital. El objetivo de la digitalización es almacenar y gestionar digitalmente información para el procesamiento electrónico de datos. La IA se trata de automatizar y acelerar los flujos de trabajo. El objetivo es reducir la cantidad de esfuerzo humano requerido.

Inteligencia artificial vs. inteligencia humana en la empresa: reemplazar o complementar

Los humanos podemos pensar, y los ordenadores pueden calcular. Una clave de la IA actual es el algoritmo. Los algoritmos son muchos pasos individuales claramente definidos.

En el pasado, un programa informático se limitaba a las cuatro operaciones aritméticas básicas. Hoy en día, la IA va mucho más allá de eso. El programa informático comienza, cada vez más, a pensar por sí mismo. O a formularlo en un lenguaje humano. A partir de este momento, los seres humanos, con sus habilidades de pensamiento natural, están siendo reemplazados cada vez por la Inteligencia Artificial.

Ventajas de la IA sobre los humanos

La IA controlada algorítmicamente:

  • no se cansa ni se duerme
  • trabaja las 24 horas del día
  • no ceja en su concentración
  • no comete errores.

El ser humano no es completamente reemplazado por la IA, sino que se complementa. Hasta qué punto se complementa, depende en gran medida de la inteligencia natural de la persona.

Conclusiones

La IA en contabilidad es sinónimo de software que funciona con algoritmos de autoaprendizaje. El software reconoce, lee, saca conclusiones independientes y proceso todo hasta el resultado final deseado.

Mediante el uso de la Inteligencia Artificial en contabilidad, todo el trabajo rutinario se automatiza, sin necesidad de ninguna intervención humana.

Además, la Inteligencia Artificial se puede utilizar para descubrir patrones, identificar sus relaciones y deducir conclusiones lógicas de ellos.

Esto es posible, por un lado, por el mayor rendimiento de los ordenadores. Y, por otro lado, por el software cada vez más inteligente. Ambos juntos, dan como resultado la Inteligencia Artificial en contabilidad cada vez más diferenciada.

La Inteligencia Artificial en contabilidad: consejos para empresas