A lo largo de la vida de una empresa, su actividad necesita ser financiada.

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) representan alrededor del 99 por ciento de nuestro tejido empresarial. Sin embargo, cada vez es más difícil financiar inversiones que se necesitan con urgencia utilizando métodos tradicionales. Una regulación bancaria restrictiva, y la política de bajos tipos de interés del BCE amenazan con frenar la transformación digital. Es aconsejable que las pequeñas y medianas empresas busquen alternativas de financiación para pymes.

La palabra de moda, en boca de todos, es Industria 4.0. Pero los esfuerzos para impulsar la transformación digital se sienten en todos los ámbitos. Pero la mayoría de pymes han de afrontar la, a menudo, reticencia por parte de los bancos cuando se trata de préstamos de inversión. Sin embargo, un enfoque integral y a largo plazo de la digitalización requiere un esfuerzo financiero considerable.

Pero, si los bancos no se implican, el motor económico que constituyen las pequeñas y medianas empresas se ralentizará, y las pymes perderán cuotas de mercado en la competencia global.

Las pymes siguen considerando a los bancos como el centro de atención en lo referente a su financiación. Pero también debería prestar una atención más intensa a las opciones alternativas de financiación.

Los bancos ya no son [necesariamente] el primer contacto

A estas alturas, las pymes ya están más que acostumbradas a ser proactivas y buscar alternativas pragmáticas, en lugar de sentarse a esperar soluciones por parte de la política.

Conocer y elegir los medios de financiación adecuados

Ante la diversidad de soluciones de financiación existentes en el mercado, la elección óptima siempre ha sido una de las principales preocupaciones de empresarios, directores generales y directores financieros que desean financiar un proyecto. Para hacer una elección acertada, es fundamental definir claramente cuáles son nuestras necesidades, para así optar por un medio de financiación adecuado.

A lo largo de la vida de una empresa, su actividad necesita ser financiada. En el siguiente vídeo (en catalán) Jordi Solé, de Kreedit, nos explica cómo ayudan a las pymes en su acceso a las mejores soluciones de financiación:

Conclusión: las diferentes alternativas de financiación para pymes pueden valer la pena

Las medianas empresas no deben hacer depender su viabilidad futura de la aprobación o rechazo de un préstamo bancario clásico. Existen alternativas de financiación para pymes cada vez más interesantes que, individualmente o en combinación individualmente adecuada, aseguran que las pequeñas y medianas empresas puedan seguir desempeñando su importante papel económico y social.