La última década ha estado marcada por cambios significativos, impulsados por los avances tecnológicos, de los cuales hay poca evidencia hasta el día de hoy.

La última década ha sido de cambios significativos, impulsada por avances tecnológicos que, hasta la fecha, muestran pocas señales de desaceleración. Al mismo tiempo, el crecimiento del mercado en varias industrias se ve cada vez más desafiado por los cambios en el comportamiento del consumidor. Deben superarse nuevos desafíos y, para seguir siendo competitivas en el mercado, las empresas se enfrentan a decisiones difíciles sobre cómo adaptarse mejor al entono económico actual. El futuro de las finanzas y la tecnología.

Con los grandes cambios vienen las grandes oportunidades. Al mirar hacia 2021 y la próxima década, debemos reconocer que se avecinan tiempos emocionantes para las empresas que buscan impulsar su éxito futuro con la tecnología.

El mayor cambio de la última década: dinero rápido

El dinero se ha utilizado a cambio de bienes y servicios durante miles de años. Cada avance fue impulsado por una alternativa más conveniente.

Durante mucho tiempo, las tarjetas de plástico parecían resolver un importante problema: fáciles de transporta, rápidas y cómodas. Luego, Apple lanzó el iPhone en 2007, y nuestra vida cambio para siempre.

Un solo dispositivo nos permite estar conectados y ser productivos de muchas maneras. Inevitablemente, también sería el catalizador de otro paso evolutivo en la historia del dinero. Los pagos sin contacto están diseñados para ser fáciles y convenientes. Un clic y el comprador puede hacer sus próximos encargos. De esa manera tan simple.

De todas las tecnologías que han evolucionado durante la última década, podría decirse que el pago sin contacto ha tenido el mayor impacto en nuestra vida diaria.

Aquí vale la pena pensar en el cisne proverbial, que nada tranquila y majestuosamente en la superficie del lago, pero tiene que chapotear con entusiasmo bajo el agua. La tecnología que implementa, integra y respalda los sistemas sin contacto es compleja. Hay varias capas de datos y características en juego que se prueban, verifican y mejoran constantemente en términos de seguridad, para que los usuarios puedan estar seguros de que sus fondos están protegidos.

En viajes, comercio minorista, entretenimiento y más, los expertos ya están buscando el próximo avance tecnológico en pagos convenientes que garantizarán que la experiencia del cliente sea lo primero. En los años venideros, es probable que veamos que la tecnología regulatoria toma el centro de atención y que la biometría se generaliza.

Los líderes serán aquellas empresas que puedan garantizar que sus sistemas son aptos para su propósito, con una interfaz de usuario simple, mientras ofrecen seguridad rigurosamente probada.

Oportunidades de diferenciación en la próxima década

#1 Ganar la guerra de los datos

La gestión de datos para reunir y analizar el conocimiento de las organizaciones globales sigue siendo un gran desafío. Las leyes de protección de datos más estrictas, las elevadas multas y la disminución de la confianza del cliente no facilitan el uso de estas prometedoras oportunidades.

Sin embargo, quienes dominen el Big Data, el análisis en tiempo real y las funciones cognitivas avanzadas, estarán mejor equipados para afronta las nuevas amenazas que plantean las empresas FinTech y seguir siendo competitivos.

#2 Garantizar la resiliencia financiera

Tras la crisis financiera de 2008, las autoridades supervisoras obligaron a las instituciones a armas con mayores reservas contra un futuro crack. Con una dependencia cada vez mayor de la tecnología, y la amenaza potencial del terrorismo cibernético, las disrupciones y las filtraciones de datos, es posible que las empresas de servicios financieros pronto también necesiten demostrar resiliencia operativa. O quizás optarán por promover la resiliencia como una ventaja competitiva.

#3 Uso de la robótica

Los asistentes d IA y los robots humanoides están en constante evolución. Estos avances tecnológicos son clave para garantizar que los proveedores de servicios financieros confíen cada vez más en soluciones cognitivas, es decir, soluciones que imitan y aprenden la capacidad humana y responden a las preferencias de los clientes.

Sin embargo, aún queda mucho por hacer para convencer a los clientes de que el servicio personalizado de un chatbot que entiende su habla, gestos e incluso expresiones faciales es algo bueno.

#4 No descuidar el componente humano

Uno de los mayores beneficios de la transformación digital es la capacidad de automatizar la mayoría d las tareas rutinarias de la oficina. Sin duda, esta agitación conducirá a una reestructuración de gran alcance entre los proveedores de servicios financieros. Sin embargo, los empleadores seguirán necesitando personas con habilidades (soft skills) para crear una experiencia interpersonal para los clientes y mantengan viva su maca en la sociedad cotidiana.

El futuro de las finanzas y la tecnología

A medida que los avances tecnológicos revolucionan la industria de los servicios financieros, el impulso para aumentar la eficiencia, mejorar los procesos y modernizar las cadenas de suministro se vuelve fundamental para brindar un servicio superior al cliente. Esto puede conseguirse a través de la integración de las finanzas y la tecnología.

El desafío para los proveedores de servicios financieros: garantizar que tanto las empresas como los consumidores obtengan los beneficios de estas innovaciones, a la vez que mantienen la apertura y la confiabilidad en el centro de su oferta.

El futuro de las finanzas y la tecnología