Aprendizaje automático

El aprendizaje automático (Machine Learning) se utiliza para usar datos históricos para desarrollar modelos matemáticos que se pueden aplicar a nuevos datos, lo que permite las predicciones necesarias para resolver un problema. Podemos comparar esto con la generación de conocimiento a partir de la experiencia.

El aprendizaje automático se usa principalmente cuando las reglas para las decisiones son demasiado complejas o cambian constantemente.

Ya estamos viendo aplicaciones frecuentes de aprendizaje automático en la actualidad. Cuando tomamos una foto con nuestro Smartphone, muchos modelos de teléfonos inteligentes ya categorizan nuestras imágenes en la galería de fotos en base a las personas que contienen. A más tardar, cuando publicamos imágenes en las redes sociales, se generan sugerencias para etiquetar caras. Para que la clasificación y las sugerencias sean correctas, se utiliza el aprendizaje automático para el reconocimiento facial.