Business Intelligence Accounting Finance | Benefizia

Las organizaciones empresariales modernas se benefician de herramientas de productividad y software que agilizan y automatizan las tareas y los procesos. Simplifican la forma en que hacemos las cosas, y ayudan a gestionar los muchos aspectos de nuestro negocio con mayor precisión, eficiencia, velocidad y facilidad. Facilitan la comunicación, la colaboración, el servicio y soporte al cliente, las ventas y el marketing, la gestión de proyectos, los procesos empresariales, los recursos humanos y la gestión de la fuerza laboral, la gestión de TI y casi todos los componentes y tareas relevantes para dirigir una empresa o gestionar una organización.

Una de las áreas centrales en que han impactado las soluciones de Business Intelligence es la de Finanzas y Contabilidad, manteniendo los números y cifras de la compañía de manera precisa, organizada y manejable. Mientras que antes había quien pensaba que se trataba solo una unidad encargada del mantenimiento de registros, de la contabilidad y de la preparación de la nómina de la empresa, el área de Finanzas ha evolucionado para asumir un rol más importante y una mayor importancia a la par con el negocio actual, gracias en parte a las soluciones de software de inteligencia empresarial o inteligencia de negocio.

Business + Intelligence = Visión

Business Intelligence es un conjunto de herramientas para ayudar a las empresas a agregar los datos que generan, clasificarlos y analizarlos, y presentarlos en informes fáciles de comprender. Los conocimientos resultantes se utilizan para guiar a las personas clave de la empresa en la toma de decisiones basadas en información. Business Intelligence permite a las empresas desentrañar y comprender patrones y tendencias que pueden afectar al rendimiento corporativo, y responder de acuerdo con lo que sus datos les están transmitiendo.

Business Intelligence Accounting Finance | BenefiziaEn las empresas, tomar la decisión correcta es crucial, ya que puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Las soluciones de Business Intelligence, por lo tanto, son vitales para proporcionar a los responsables de toma de decisiones información relevante y a tiempo para guiar las actividades tácticas y trazar direcciones estratégicas.

Pero, ¿quién debe gestionar y supervisar las operaciones de Business Intelligence? Podríamos pensar que se trata del territorio de TI, y sería cierto, pues ellos han gestionado y procesado datos corporativos desde entonces. Pero los roles empresariales y organizacionales están cambiando, y muchos expertos en management creen que las soluciones de Business Intelligence (o inteligencia empresarial o inteligencia de negocio) pertenece a Finanzas. Y esto es algo que ya está sucediendo en muchas empresas.

Tendencia emergente: el CFO lidera el cambio de paradigma

El cambiante entorno de los negocios ha puesto de relieve las actividades y responsabilidades financieras, y ha elevado al CFO desde el patio de la empresa al Consejo. Además de gestionar los riesgos financieros corporativos, la planificación financiera y el mantenimiento de los registros, el CFO ahora está en gran parte a cargo del análisis de datos. No hace mucho tiempo, el CFO recibió la tarea de ayudar al COO y al CIO. Ahora, los deberes del CFO han abarcado incluso ciertas áreas operativas, así como aspectos de TI.

La posición única del CFO y Finanzas

La fuerte dependencia de Finanzas y del CFO no está exenta de razones. En una era de competición empresarial, desafíos y riesgos, la dirección de la compañía cuenta con el responsable financiero para mantener la salud y el rendimiento corporativos, ya que es quien tiene acceso y procesa datos de los diferentes departamentos y unidades de la organización. Los profesionales de TI también están en tal posición, pero se considera que Finanzas tiene más influencia, agilidad y eficiencia (en primer lugar, tratan con cifras e indicadores medibles). Además, los CFO tienen un conocimiento más profundo de las unidades organizativas, lo que los convierte en supervisores de TI adecuados que pueden integrar tecnología, datos e información en las diferentes unidades.

Business Intelligence permite a Finanzas obtener los datos necesarios, analizarlos y ofrecer una visión general de las operaciones corporativas. Finanzas se encuentra en una posición única para aprovechar los datos de inteligencia empresarial, ya que es quien procesa los números, dando sentido a lo que está sucediendo y la dirección a seguir. La Dirección de la compañía está pidiendo cada vez más al CFO que ayude en asuntos estratégicos y en la toma de decisiones. En un informe de McKinsey de 2013, el 88% de los 164 CFO encuestados informaron que los CEOs esperan de ellos que sean partícipes más activos en la configuración de la estrategia de sus organizaciones. Dado que son los administradores de la información empresarial, los informes y los datos financieros, se depende de los CFO para que la empresa pueda funcionar de manera más eficiente y eficaz.

Business Intelligence impulsa el área de Finanzas

Las soluciones de Business Intelligence han entrado en la corriente principal, desde ser una herramienta corporativa especializada hasta convertirse en una plataforma empresarial indispensable. La disponibilidad de herramientas de Business Intellignece ha facilitado la metamorfosis del departamento de Finanzas, lo que le permite potenciar aún más y aumentar su valor y acciones corporativas. Al estar en la encrucijada de la red de información de una organización debido a sus funciones, el departamento de Finanzas está en ese rol distinto de procesar y dar sentido a todos los datos generados por la corporación.

Las capacidades de Business Intelligence están siendo utilizadas por Finanzas de varias maneras. Veamos algunos ejemplos:

  • Análisis – Esta característica básica de Business Intelligence ayuda a descubrir tendencias, patrones e indicadores, lo que permite a Finanzas medir cómo funcionan las áreas vitales (producción, ventas, marketing, inventario, fuerza laboral, etc.) y brindar a la dirección de la compañía información sobre el desempeño y las operaciones corporativas.
  • Previsiones – Dado que Finanzas se encarga de la planificación y proyección financiera, esta característica particular ayuda en gran medida al análisis de datos históricos, lo que permite ver oportunidades pasadas y presentes para prever escenarios y los próximos pasos posibles para la empresa.
  • Visualización – Business Intelligence está diseñado para transformar los datos en información relevante y útil a través de informes visualizados, tablas, gráficos y cuadros de indicadores. Finanzas puede aprovechar esto para proporcionar a la dirección de la empresa una imagen de lo que está sucediendo en la organización.
  • Gestión de datos – Business Intelligence puede manipular, extraer y consultar datos en bruto y no estructurados, convirtiéndolos en información significativa. Esta característica de gestión de datos de Business Intelligence, junto con su capacidad para integrar información de varios sistemas empresariales utilizados por diferentes unidades, incrementa aún más la capacidad de gestión de datos/información de Finanzas.

Como podemos ver, Business Intelligence mejora y transforma Finanzas a medida que recopila y consolida datos financieros y operativos de toda la organización corporativa, lo que le permite ampliar la información clave para ayudar a los responsables de departamentos o unidades de negocio en su toma de decisiones. De esta manera, Finanzas se empoderará para liderar acciones y direcciones hacia la consecución de objetivos estratégicos.

CFO, el asesor estratégico del CEO

De las tareas administrativas y contables, el departamento de Finanzas de hoy, liderado por el CFO, se ha convertido en el asesor estratégico del CEO y del Consejo, además de proporcionar apoyo esencial a otros niveles de gestión. Las soluciones de Business Intelligence, sobre todo gracias a las características potentes de análisis, reporting, visualización y gestión de datos, han ayudado a Finanzas.

Business Intelligence Accounting Finance | Benefizia

El cambio de rol y la responsabilidad han sido ‘impuestos’ por el hecho de que las empresas de hoy demandan información sobre las operaciones y el desempeño con una perspectiva financiera, o al revés: una perspectiva financiera que abarca aspectos operativos. Como sea que lo veamos, Finanzas siempre ha tenido una ‘vista de pájaro’ de la corporación, al tener acceso a cada unidad de la organización sobre el terreno. Añadamos a esto el hecho de que el CFO, capacitado en metodologías sistemáticas y cuantificadas para los negocios, una gestión impulsada por los datos, que sirve como un contrapeso al enfoque tradicional de gestión basado en el instinto o en la intuición.

Es en esa posición única, con Finanzas aprovechando las poderosas herramientas de Business Intelligence, que se ha ganado el derecho de asesorar al CEO y a la alta dirección, y de ser escuchado cuando se trata de trazar el curso estratégico de la corporación.

Llegar hasta aquí ha sido un proceso perfeccionado a lo largo de los años, basado en el conocimiento y la experiencia, y los requisitos de las empresas modernas en cuanto a eficiencia, capacidad de recuperación y productividad, que son los motores del crecimiento corporativo.