Los profesionales del Área de Finanzas y Contabilidad deben poder demostrar cómo una estrategia de Business Intelligence puede crear valor para los directivos de su organización.

Cómo debe funcionar una herramienta analítica de Business Intelligence para finanzas

Una herramienta de Business Intelligence le ayudará en la creación de informes y dashboards interactivos y personalizados. ¿Cómo lo hace? Debe disponer de conectores que permitan el acceso a datos de las diversas fuentes que usted utiliza en su empresa. Un análisis moderno necesita asociaciones dinámicas para explorar toda esta información y entender cómo se relacionan estos datos, aprovechando todo su potencial de análisis y predicción.

Pero, cuando llega la hora de montar las visiones para su organización, pueden aparecer las dudas, porque una herramienta completa dispone de muchos recursos y, entonces, nos preguntamos por dónde empezar.

Empecemos por lo básico…

#1 Business Intelligence para el día a día: flujo de caja y demostrativo de resultado del ejercicio

Estos dos informes son cuestión de supervivencia para su empresa. El flujo de caja es esencial para mantener las cuentas al día, ¿verdad? Ayuda a tomar decisiones financieras relativas a las cuentas a pagar, o la negociación de plazos, entre otras cosas. Y, con una herramienta de Business Intelligence para finanzas, es posible elaborar esa visión fácilmente.

La demostración del resultado del ejercicio (DRE) es contable y sirve para evidenciar el resultado neto de la organización en un ejercicio. Esto se debe a que se enfrenta a los ingresos, los costes y los gastos, según el régimen de competencia en cuestión. Esta síntesis financiera de los resultados operativos y no operativos de la empresa ayuda a entender el comportamiento financiero de su empresa a lo largo del año.

En este escenario, la solución de Business Intelligence traerá todos los lanzamientos de entradsa y salidas financieras de la organización y generará automáticamente la visión del flujo de caja del período que deseemos, directamente de nuestro ERP (sistema de gestión). Y para el DRE, información de presupuesto, CRM (Customer Relationship Management), entre otras, deben formar parte de la visión.

Mejora el ciclo de conversión de caja, con información integrada y actualizada. Además, puede poner fin a la dependencia del informe de fin de mes.

#2 Business Intelligence para la planificación estratégica

La planificación estratégica es un proceso que toda empresa debería realizar. Es en ese momento que los gerentes de la empresa se reúnen para evaluar lo que ha ocurrido en la empresa hasta ese punto, dónde quieren llegar, y qué deben hacer para que eso suceda.

Ciertamente, una solución de Business Intelligence para la creación de informes financieros es fundamental para traer datos de la realidad financiera de la empresa y permitir que se realicen proyecciones.

Peter Drucker ya afirmaba que “la planificación a largo plazo no es pensar en decisiones futuras, sino en el futuro de las decisiones presentes”.

Podemos realizar la planificación a largo plazo, por ejemplo, implementando Balanced Scorecard (BSC), y trabajar con las perspectivas de Clientes, Financiera, Procesos y Aprendizaje. Basta trabajar con los datos más relevantes para trazar acciones para conquistar más clientes, aumentar los beneficios o mejorar la eficiencia operativa, entre otros.

¿Qué tal contar con el análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades) en nuestra planificación estratégica? Esta matriz puede ser elaborada a partir de los datos que una solución de Business Intelligence puede proporcionarnos.

#3 Business Intelligence para nuevos proyectos y ofertas

¿Nos estamos planteando invertir en un nuevo producto, o abrir una nueva filial? ¿Tenemos dudas sobre si el precio de venta de un determinado servicio es adecuado para los costes de ejecución? Entonces, un estudio sobre la viabilidad económica y la formación de precios es esencial. Aquí, vamos a diseñar el comportamiento financiero de este proyecto, producto o servicio, y vamos a obtener datos relevantes sobre su potencial de retorno.

Una herramienta de Business Intelligence para finanzas optimizará el análisis predictivo para aumentar nuestros ingresos, al permitir consolidar datos de varias fuentes para tener una mejor planificación y presupuesto. Con datos procedentes de diferentes fuentes, pero que “conversan” a través de nuestro Analytics, podemos cambiar nuestro foco a decisiones empresariales más lucrativas.

Podemos trazar los costes previstos en el caso de un nuevo proyecto propuesto, así como las ventas previstas, y crear una línea temporal para identificar el break even (punto de equilibrio), y así decidir si la organización está preparada para realizar esa inversión.

O, también, podemos evaluar todos los costes y cargas (materia prima y mano de obra) involucrados en la producción y venta de un determinado producto, para compararlo con los valores obtenidos con él en la facturación. Y así identificar los ajustes necesarios para aumentar la rentabilidad de nuestra empresa.

Podemos observar que una solución de análisis, o Business Intelligence, para la creación de informes financieros, acelera a las organizaciones con datos más directos y en tiempo real. Así, obtenemos la posibilidad de descubrir y aprovechar nuevas visiones.