Por qué es importante crear una cultura de datos en las empresas de servicios profesionales.

Podemos considerar cuatro categorías en las que los datos, una vez que estén limpios, pueden ayudar con: Marketing, Administración de Empresas, Automatización y Business Intelligence

Marketing

Si recopilamos y mantenemos los datos correctos, existen herramientas (algunas gratuitas, y otras con un coste realmente reducido) que nos permitirán analizar los datos de nuestros clientes con el objetivo de segmentar y focalizar (qué clientes encajan en qué industria, cuántos servicios consumen, qué servicios pueden consumir, etc.). Podemos hacer mucho con nuestras bases de datos en términos de conectar con clientes y, también, con clientes potenciales, y comunicarnos con ellos sobre temas que realmente son de su interés. Pero, en la realidad, las firmas de servicios profesionales, los despachos profesionales, ni siquiera han arañado la superficie.

Administración de empresas

A medida que aumenta la competencia, la optimización y la eficiencia serán cada vez más importantes. ¿Dónde está el despilfarro en nuestra empresa? ¿Estamos analizando el tiempo dedicado a la prestación de servicios? Si no tenemos un nivel de integridad suficiente en nuestros datos (o la estructura correcta), lo que analicemos no tendrá sentido.

Automatización

A todos nos encanta al automatización, pero, ¿cuántos intentos vemos fallar debido a la deficiente integridad de los datos? Estamos haciendo un poco de trabajo de automatización de procesos robóticos (RPA) en este momento, donde un robot (software) esencialmente imita las interacciones humanas en un ordenador. Esto puede ahorrar enormes cantidades de tiempo (literalmente, reducir las horas de trabajo a minutos), pero solo funciona donde la información es correcta o estructurada.

El otro problema es tener una gran cantidad de integraciones entre el software (por ejemplo, BTW, que reduce el tiempo de reescritura), porque los datos incorrectos en una ubicación se propagan a otras ubicaciones. La automatización puede hacer que las cosas malas sucedan más rápido, y la información que se alimenta de estas herramientas es una gran parte del problema. ¡Imaginemos poder automatizar más tareas que nuestro equipo odia hacer… tan solo con que mantengamos nuestros datos limpios!

Business Intelligence

La mayoría de empresas tienen sus indicadores de rendimiento (WIP work in progress, facturación, deudores, objetivos, etc.) y el flujo de trabajo bajo control, pero pocas tienen la capacidad de entender su propio negocio. Los profesionales de contabilidad y finanzas se centran primordialmente en el aspecto financiero y, a pesar de que las cuestiones operativas de nuestras empresas son igual de importantes, a menudo se descuidan.

Por ejemplo, tener y trabajar con datos limpios, significa que podemos progresar hacia una mejor comprensión de nuestros clientes y de nuestro propio equipo de profesionales. Cuando los miembros del equipo tienen dificultades, podemos verlo analizando el tiempo empleado en los benchmarks, y destacando dónde se necesita capacitación o tutoría adicional.

Calculemos la rentabilidad de cada cliente, trabajo y proyecto. La mayoría de las empresas no saben decir con qué clientes están ganando dinero, y cuáles les están costando más que lo que aportan. Esto mismo se puede extender a un análisis para determinar si personas equivocadas están dedicándose a un trabajo determinado que no es el adecuado para ellas. La rapidez con la que cada cliente paga sus facturas, o la cantidad de servicios que consumen. La lista es casi infinita y, lo mejor de todo, se trata de los servicios que podemos ofrecer a nuestros clientes.

Creando una cultura de los datos

La mejor noticia es que, si creamos una cultura de datos, y mantenemos los datos bajo control, la mayoría de esta información puede analizarse cada hora, no anual, trimestral o mensualmente.

Pero todo debe comenzar con el establecimiento de una buena cultura de datos. Las empresas deben trabajar en clasificar, limpiar y mantener los datos.

“Ignorar los datos en 2019 es como descartar Internet como una moda en 1995”

Si no sabe por dónde empezar, póngase en contacto con nosotros a través del formulario de contacto. Y, recuerde: “el mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años, el segundo mejor momento es ahora”.