Benefizia | Data Analytics Contabilidad Finanzas

El volumen de datos a disposición de las empresas, y el número de fuentes de datos, han aumentado significativamente en los últimos años. Hasta hace no demasiado tiempo, el procesamiento de todos estos datos suponía un auténtico desafío con la tecnología entonces disponible. En la actualidad, sin embargo, el desafío más complejo para las empresas es recopilar todos los datos disponibles, y evaluarlos de manera significativa. Solo así podrán ser utilizados para impulsar el éxito empresarial y la competitividad.

Y, ¿para qué podrían utilizar las empresas todos estos datos exactamente?

La oportunidad que presenta el análisis de datos es enorme. Por ejemplo, en el área del marketing, el análisis de datos puede beneficiar claramente a las ventas a través de mejores estudios de mercado o una óptima segmentación de clientes, pero también puede beneficiar al desarrollo de productos.

Las star-ups y las empresas digitales lo tiene bastante claro. Lo llevan su ADN. Tienen una cultura de análisis de datos desde el inicio, siendo esta una de las principales características del acelerado crecimiento de estas nuevas compañías. Y lo logran utilizando el conocimiento que les proporciona el análisis de todos esos datos para construir indicadores clave para tomar decisiones más rápidamente y mejor informadas.

La mayoría de las empresas digitales están claramente más avanzadas que las compañías tradicionales en términos del uso eficiente de los datos para evolucionar su modelo de negocio cuando sea necesario. Esto es así porque, a menudo, se esfuerzan constantemente en ser más ágiles, más rápidas y más flexibles para competir en el mercado.

Pero esto no significa que las compañías tradicionales no deban usar y aprovechar sus datos. Todo lo contrario. Si no utilizan los datos de los que ya disponen para adaptar sus productos o servicios, aún más, a las necesidades de sus clientes, perderán terreno frente a la competencia, y especialmente frente a esas nuevas empresas digitales.

Pero no se trata de una advertencia a las empresas tradicionales, sino más bien una sugerencia. Porque realmente pueden entrar en una nueva y emocionante fase de desarrollo si son capaces de ajustar su modelo de negocio, o su estrategia de ventas, comenzando a analizar únicamente unos pocos datos de sus clientes.

El análisis de los datos puede revelarnos cuál es el comportamiento de consumo real de nuestros clientes. De lo contrario, sin este análisis de datos de los clientes, únicamente podemos tratar de adivinarlo por experiencia o por instinto.

Además, el análisis de datos también puede ayudarnos en la fijación de precios. En determinadas circunstancias, por ejemplo, incluso una ligera reducción del precio garantiza mayores ventas, porque las combinaciones de productos son más frecuentes.

Los datos pueden proporcionarnos un conocimiento increíblemente profundo acerca del comportamiento de los clientes durante el proceso de consumo. Y lo primero que deben hacer las empresas es perder el miedo a adentrarse en el análisis de los datos.

Publicado originalmente en Blog Viladecans Empresarial