Big Data Analytics Contabilidad Finanzas

La tecnología digital ha alterado las prácticas, e incluso ha modificado el modelo de negocio del profesional contable, pero también ha abierto nuevas posibilidades.

Según un reciente informe de SBWire, el mercado de Business Analytics en Contabilidad y Finanzas experimentará un enorme crecimiento en un futuro cercano.

El experto contable, gestor de los flujos de datos

La tecnología digital ya ha impactado en el modelo de negocio de las empresas, a través de la automatización de la contabilidad y del aumento de la productividad resultante. Los nuevos algoritmos de interpretación (tipo OCR), las nuevas interfaces (API) y la fácil adquisición de imágenes ya permiten automatizar casi todo el trabajo de entrada en contabilidad. El experto contable, administrador de papeles ayer, hoy gestiona flujos de datos. Y la optimización del procesamiento ayuda a aumentar la productividad y dedicar tiempo a servicios de mayor valor añadido.

La presentación efectiva de datos, crear y utilizar de manera efectiva las visualizaciones de datos, es la clave del éxito de cualquier proyecto de datos.

Lo digital continuará transformando la profesión contable con el modelado y la automatización de muchos trabajos de análisis contable. De ahora en adelante, el emprendedor puede construir su propio pre-balance sin ningún conocimiento contable. Igual que puede construir su sitio web, sin ningún conocimiento informático.

¿Cuál es el rol del experto contable hoy? Intervenir en la finalización del balance, controlar la información, garantizar la regularidad y ayudar al emprendedor/empresario a elegir las opciones impositivas o contables más favorables.

Estos cabios tecnológicos han tenido un impacto beneficioso para las empresas, por supuesto, pero también para sus clientes. Han conducido a una disminución bastante significativa en el precio de los servicios básicos de contabilidad, ahora disponible en Internet por unas pocas decenas de euros al mes. Y, a pesar de esta caída en el precio, también permite a las firmas contables aumentar sus márgenes, ya que sus costes caen más rápido que sus precios.

Datos que ni siquiera la Administración tributaria, ni Google, poseen

Aunque la captura de datos contables únicamente representa del 15% al 30% de la facturación de las firmas, el mercado de servicios de contabilidad ha experimentado una erosión del valor anual en los últimos años.

Frente a este saludable declive en uno de sus segmentos importantes, lo digital ha traído al mercado del experto contable nuevas oportunidades de crecimiento tras la llegada de Big Data (o agrupación y análisis de datos).

De hecho, ¿qué otro actor económico posee tantos datos estadísticos y estratégicos sobre una empresa y su dirigente como los que posee el experto contable? Datos patrimoniales, económicos (rotación, inversiones, contratación, salarios en tiempo real), sociológicos (situación personal del emprendedor/empresario), comportamiento (duración del uso de un parque informático, o de vehículos), financieros (solvencia, deudas, inversiones), geográficos, etc.

¿Qué hacer con esta masa de datos? Al explotar estas masas de datos, el experto contable tiene la oportunidad de reorientar su mirada en el seguimiento de los negocios de su cliente. Partiendo de la mirada tradicional “en el espejo retrovisor”, ahora puede dirigir su visión hacia el futuro.

La explotación de los datos que posee le permite, por ejemplo, ayudar a sus clientes:

  • mejorar su desempeño comparándose con sus competidores (benchmark) y supervisar la evolución real de sus micro mercados,
  • anticipar las curvas de su ciclo de ventas y su crecimiento,
  • adaptar su estrategia de compra o inversión a las mejores prácticas de su mercado,

Numerosos nuevos servicios de valor añadido comercializables en forma de asesoramiento, o para compartir con socios comerciales en forma de afiliación o comisión.