Big Data es una de las tendencias que muchos creen importante, pero que aún pocos saben explicar qué es y cómo se usa.

Existen varias definiciones para Big Data. En muchas organizaciones, Big Data Analytics aún es visto como un gasto, y no como una inversión. Lo cierto es que, si no está vinculado al concepto de generación de valor, no tiene sentido para las empresas.

Son varios los obstáculos para la aplicación de las soluciones de Big Data Analytics. uno de los mayores problemas es la integración de los datos. Para aquellas organizaciones que deseen iniciar el proceso hacia el Big Data Analytics, es recomendable comenzar organizando la base de datos, para que las informaciones sean seguras y correctas. Si el inicio del proceso está bien estructurado, el resto del camino será más fácil.

Invertir en la integridad de la base de datos puede ser laborioso, y puede que nadie vea el valor añadido en hacerlo, pero, al final, los resultados serán muy interesantes.

Es importante acompañar lo que los clientes están hablando sobre la marca en las redes sociales. La empresa ha de tener esa cultura de intentar mantener al cliente cerca. La marca es uno de los principales activos de la empresa. Claramente, es necesario crear una base de datos que nos ayude a obtener el conocimiento del perfil de nuestros clientes y consumidores.

La alineación de las redes y de los canales es importante, porque el cliente quiere estar bien atendido en todos los canales. Ya sea online u offline, el foco debe estar en el cliente, y no en la operación. Y la mayoría de las empresas tienen aún ante sí un largo camino por recorrer para conseguirlo.

Es importante recordar que el Big Data no sirve únicamente para tratar la relación con el cliente. también debemos utilizar el Big Data para proteger los activos y rentabilidad de la empresa.

Antes de pensar en implantar Big Data, es necesario realizar una gestión adecuada de los datos y, también, definir exactamente cuál es la finalidad. Debemos preguntarnos por qué hacerlo. De lo contrario, quizás es mejor ni siquiera comenzar.